Home / Vinos

SANTA CAROLINA CELEBRA SUS 140 AÑOS

Publicada el 06/07/2015 por Carolina Freire

En el campo de Totihue, el equipo de la viña celebró su historia vitivinícola presentando el proyecto Bloque Herencia, un banco patrimonial de variedades destinado a aumentar la variabilidad genética para dar más diversidad a los vinos chilenos.



A sus celebraciones alrededor del mundo, Santa Carolina sumó su festejo en casa por la tradición, que durante más de un siglo le ha significado ser una “herencia viva” para sus fieles consumidores. En un recorrido por la viña en el Alto Cachapoal, en el marco de estos 140 años, presentaron novedades y parte del interesante proyecto, que comenzó hace años con ayuda de archivos de la bodega, historiadores y de la Biblioteca Nacional sobre el rescate de viñedos antiguos tanto de sus propios campos como de productores de distintos valles vitícolas del país.


Este proyecto “Bloque Fundación Herencia“ reúne parras con distintas denominaciones, que van desde Aconcagua a Cauquenes con variedades tales como Cabernet Sauvignon, Carmenère, Malbec, Cabernet Franc, Romano, Cinzault, Carignan, Grenache, Moscatel de Alejandría y otras, convirtiéndolo en un nuevo banco patrimonial a preservar. Todo esto con el objetivo de rescatar sus orígenes, contar con una selección clonal única para sus campos, aumentar la variabilidad genética disponible en el país y dar más diversidad al vino chileno.


El brindis por este gran proyecto fue con la degustación de parte de lo que será su nuevo ícono Luis Pereira, un Cabernet Sauvignon, que hace honor a su fundador, que proviene de parras viejas y que recupera las antiguas técnicas de vinificación usadas en el siglo XIX y cuyo lanzamiento mundial fue este mes en Vinexpo, en Francia.


En el recorrido pudimos disfrutar de varias de las novedades con las que hoy cuenta la viña como el exquisito Specialties Sauvignon Blanc 2014 de San Antonio, también de la tremenda mezcla que viene desde Curicó llamada Specialties Cool Mountain 2013. Y el espléndido Piedras Pizarras, un Cabernet Sauvignon de Totihue, que irá más adelante en esta misma línea, con mucho carácter, y que proviene de parras plantadas en ladera con suelos de rocas y piedra pizarra.


La jornada culminó con un estupendo almuerzo, cercano a los viñedos, junto a algunos de sus conocidos y emblemáticos vinos.


Ojo, si usted quiere ser parte de esta celebración, la viña elaboró una edición especial del tradicional Reserva de Familia, un vino que rescata algunos elementos de la antigua y recordada etiqueta usada en los años 60. Disponible en los principales mercados del mundo.



Comenta esta nota: