Home / Otros Mundos

CASABLANCA STYLE

Publicada el 07/08/2015 por Carolina Freire

Fuimos hasta el valle de Casablanca en busca de buenos y ricos productos que usted tiene que conocer y disfrutar.



El valle de Casablanca, famoso por sus vinos, su turismo alrededor de las viñas y su exquisita cocina regional, es un destino cerca de Santiago que hay que visitar y valorar por la inmensidad de sus productos de calidad, su gente linda y su paisaje verde con agradables temperaturas. Volvimos a Casablanca con el Círculo de Cronistas Gastronómicos y del Vino de Chile a actualizar "la ruta".

QUESOS DOÑA RINA

Nuestra primera parada fue en el sector de Lavinilla, a 120 kilómetros de Santiago, en la quesería Doña Rina, famosa por sus increíbles y cremosos quesos de cabra producidos de manera artesanal con leche pasteurizada. Son 100 por ciento naturales sin ningún tipo de conservantes. Roberto Urivi, su dueño, elabora con la leche de sus cabras suizas, de raza Saanen, (muy buenas en producción y con grasa de muy buena calidad) distintas variedades de exquisitos quesos semi maduros, fresco, con hierbas y especias, ahumado, ricota, entre otros. El con ají verde es una delicia. Si quiere visitar la planta, desde septiembre comenzarán hacer agroturismo de viernes a domingo con un tour (30 min) completo que incluye visita y degustaciones. Los quesos los puede adquirir directamente en su sala de ventas (de Lunes a viernes 8.30 a 17.45 horas) o en Santiago en Supermercados 10 de La Dehesa, Vitacura y Los Conquistadores con Pedro de Valdivia. Más información en criaderodonaines@gmail.com o en el T.:9 3357798

DON LOLO

Nuestra segunda parada fue en un lugar imperdible. Si ya está en Casablanca no puede dejar de visitar a don Lolo, una carnicería a la antigua, que data de los años 50 y que se ubica en plena calle Matucana. Eleodoro Valenzuela (don Lolo) se especializa en la elaboración de maravillosos embutidos. Y cuando le digo que son sabrosos no es exageración. A la vieja usanza, y de forma artesanal, fabrica buenísima malayas, prietas, longanizas, arrollados y perniles. Todos productos de primera calidad, despostados y aliñados por él mismo con el resultado de una charcutería con sabor único. Matucana 252, Casablanca. T.: 32-2741308.

CRIADERO DE PATOS QUILLECO

En el sector de San José de Algarrobo, Alvaro Moncada y Cecilia Alvear llevan años criando patos de raza Barbarie y gansos Toulouse, los mismos que se consumen en Francia, para su comercialización. Las aves viven en libertad y son alimentados con productos naturales en base a maíz, trigo y soya. Estos ejemplares tienen importantes características para producir un excelente foie gras (los machos tienen mayor capacidad de acumular grasa). A Chile este manjar llega cocido o pasteurizado y en cambio acá, además de ser buenísimo, lo puede encontrar totalmente fresco. A esto se suma la venta de huevos, patos enteros para supermercados (marca Entre Montes) y trozado para restaurantes. La pareja también tiene en su casa gallos, para preparaciones como el coq au vin, pollo de campo. Y codornices europeas (250 grs faenadas). Ya ve cerca de Santiago puede encontrar estos productos de lujo que son 100 por ciento pura calidad.  Más información en el mail cecialvear@gmail.com o al T.: 9 257 2888

MONTSECANO

Nuestro paseo culminó en el sector de Las Dichas, a 10 kilómetros del mar, en la casa del estupendo anfitrión Julio Donoso, viñatero y fotógrafo en Casablanca, dueño de la viña biodinámica Montsecano. En 6 hectáreas, sus viñedos plantados desde 2005 están en una ladera empinada y pedregosa que mira al pueblo. Desde acá produce de forma natural su increíble Pinot Noir Montsecano junto a André Ostertag, reconocido viñatero alsaciano, afamado por sus espectaculares vinos Riesling. En esta misma bodega, Donoso, además produce su elogiado Pinor Noir llamado Refugio con uvas que provienen de Lo Ovalle. Los dos son fermentados en estanques de cemento de forma ovoide, no pasan por madera, porque la idea es que demuestren su mayor expresión frutal y por dios que lo logra. contact@montsecano.com

Acá con Julio Donoso, el enólogo Pablo Morandé, don Lolo, el alcalde de la zona Rodrigo Martínez, Cecilia Alvear y su marido degustamos los productos que conocimos en parte de este tremendo recorrido de sabores. Y junto a algunos de los espectaculares vinos de esta localidad como los espumantes de Bodegas Re, el Sauvignon Blanc y el Cabernet Franc de Tunquén, el Chardonnay de Casa Roca, el Pinot de Montsecano y el blend de Tarambano brindamos por esta Denominación de Origen que demuestra ser mucho más que vino.


Si anda con tiempo, pase a almorzar a dos buenísimos recomendados de Casablanca. El Macerado, un restaurante exquisito con cocina chilena y aire campestre. Platos sabrosos, abundantes y a buenos precios es la consigna. Acá encontrará ricas preparaciones con productos del mar y platos de antaño como lengua a la cacerola, costillar macerado (con ají cacho de cabra), conejo y plateada al horno, entre otros. Avenida Portales 1685, Teléfono 32-2741453, Casablanca.


Y para probar algo diferente, el Casa Botha es un amplio y acogedor restaurante a orillas de la carretera. Sus dueños son una italiana y un sudafricano, con una oferta variada con vinos de la zona. Su carta de comida, que no existe, mezcla los orígenes de ambos dueños con toques nacionales. Pregunte cuando llegue lo que ofrece la cocina del día, pues no tienen carta pero casi siempre tienen productos del mar, carnes de caza y pastas, que son su fuerte y una delicia. Kilómetro 63, Ruta 68. Teléfono 9-74312040.



Comenta esta nota: