Home / Gastronomia

LE FOURNIL LASTARRIA

Publicada el 25/02/2015 por Juan Antonio Eymin

Nuestro cronista visitó el nuevo local de Le Fournil en el barrio Lastarria, considerándolo como una de las buenas alternativas gastronómicas para este 2015.


Sin ser larga, la historia de Le Fournil es intensa. El proyecto partió en 1997, cuando el francés Jérôme Reynes se entusiasmó con la idea de sacar a Chile de su rutina en la fabricación de pan y ofrecer un mayor repertorio. Para respaldar este proyecto se asoció con Christián Vabret, uno de los panaderos más prestigiosos de Francia, e inició la tarea. En seis meses la demanda ya había superado la capacidad del primer centro de producción ubicado en Vitacura.


A un mes de funcionamiento, Jérôme apostó por la gastronomía, logrando reproducir un ambiente de informalidad que tienen sus equivalentes en París. Luego vino un crecimiento gracias a la apertura de franquicias a otros operadores. Sin embargo, con el paso del tiempo, Reynes decidió vender su negocio a Bredenmaster, una panadería industrial y el año recién pasado fue adquirido por un fondo de inversión administrado por la empresa VCP Capital S.A. El objetivo de este fondo de inversión es desarrollar una empresa multimarca en el negocio de los restaurantes casuales en Chile.


Continuando con su expansión, Le Fournil abrió un nuevo local ubicado en el epicentro mismo de la movida turística y urbana de Santiago. Un bistró que reúne lo mejor de su propuesta gastronómica pensada en ofrecer a turistas y personas que desean comer bien, un lugar acogedor que ofrece la mejor opción de desayunos, almuerzos y cenas a precios sensatos. La casona donde opera fue construida el año 1912 que fue restaurada y en la actualidad es un hito en el renovado Barrio Turístico-Cultural Lastarria.

 

Le Fournil Bistró Lastarria es una grata alternativa para disfrutar de la buena mesa desde el desayuno a la cena, ya sea para tomarse un café, disfrutar de un brunch los fines de semana, almorzar o un happy hour en sus dos amplios comedores en pleno boulevard Lastarria (ocupa el primer piso de la Casa Observatorio) sumándose a la propuesta gastronómica de un sector que se caracteriza por su gran movimiento cultural, rodeado de tiendas de diseño y librerías, a pasos del GAM, del Parque  Forestal, del Museo de Bellas Artes y del MAC. Sin duda, un barrio para disfrutar al máximo.


Allí llegué un día de verano. Reviso la carta y me encuentro que los precios están más bajos que antes. ¿Milagro?, no. Es parte del concepto que desean implementar los nuevos dueños para mantener constantemente público desde la mañana a la noche, todo ello con un menú elaborado a la medida de las necesidades de sus clientes, donde no falta el café, el buen pan o el espumante a mediodía para acompañar un almuerzo. El chef es el mismo que ha estado los últimos diez años en el local, así que los platos mantienen la calidad de siempre. Lo comprobé pidiendo su ya famosa y premiada Médula de res con su carne guisada y gajos de papitas fritas en su piel, a $ 7.990, precio módico para un plato que ha hecho historia en la capital.


Coscorrón eso sí por no desvenar los camarones y aplausos por una acotada pero muy decente carta de vinos y espumosos que ofrece la sommelier a un valor realmente competitivo.


Con el típico ambiente de bistró francés, da gusto sentarse en un lugar como éste, donde las horas pasan apaciblemente mientras desciende la temperatura en este Santiago, donde la canícula ha pegado fuerte. Buenas nuevas para los habitués del barrio Lastarria, ya que sin duda es una de las buenas aperturas de este 2015.


Le Fournil Bistró

José Victorino Lastarria 203

Santiago Centro

Teléfono 2 2632 4588


 

(*) Juan Antonio Eymin es cronista gastronómico y fundador de Lobby, la primera revista  destinada al sector hotelero y gastronómico de Chile. En la actualidad sus comentarios pueden ser leídos en varias publicaciones. Su independencia le da la libertad necesaria para aconsejar a sus lectores, por eso donde va gusta destacar lo bueno y lo malo.

 



Comenta esta nota: