Home / Gastronomia

A LA CARTA: RISHTEDAR

Publicada el 11/12/2017 por Juan Antonio Eymin

En Rishtedar Holanda es posible encontrar una sabrosa comida india, bien cuidada, familiar, sin mayores egos y a precios asequibles.



La cocina india, muy de moda en nuestra capital, ha acaparado con los años la atención del público y de la prensa gastronómica. Si bien es cierto que en India un gran porcentaje de sus habitantes es vegetariano, para muchos indios es difícil creer que los de este lado del mundo puedan abstenerse completamente de comer carne. Por lo general en la India se cumple la siguiente regla: a más edad y menos ingresos, más estrictamente vegetarianos son. También la geografía influye, ya que cuanto más te adentres en el sur del subcontinente, más predomina la alimentación vegetariana.

 

Buen lugar, entonces, para que los carnívoros de corazón puedan ser acompañados por vegetarianos, ya que la carta satisface por igual a moros y cristianos, razón fundamental para un almuerzo familiar donde varios de los integrantes cambiaron su alimentación y se sumaron al vegetarianismo, una corriente que cada día toma más fuerza.

 

Previa reserva, el aperitivo llega rápido: Samosas ($4.500) y Papadams ($3.400), estas últimas son unas sabrosas obleas planas de garbanzos sobre las cuales integran vegetales como cebolla, tomate, ajíes y cilantro (excelentes pero algo mezquinas), que sirvieron para hacer un brindis con un Amaral reserva Sauvignon Blanc ($13.800).

 

Los fondos se dividen en dos: el “Callejón de las verduras” y una gran variedad de platos con cordero, pollo y pescados, además de sus peculiares Naan ($1.500 y con ajo $2.000), esas gigantescas tortillas que cumplen la función del pan nuestro de cada día. Realmente sabrosos e insuperables son sus garbanzos y lentejas rojas, ambas legumbres protagonistas de la carta, ya que con el aporte de sus curries, salsas y especias indias, le otorgan gran personalidad a cada platillo probado. Los fondos oscilan entre los 6 y 11 mil pesos, valores bastante adecuados para un plato de fondo en cualquier restaurante. De postre, imperdibles son sus Gulab Jamu ($4.500), bolitas de almidón de leche maceradas en agua de rosas con azafrán.

 

Ricos sabores y picores que se pueden solicitar a discreción. Buen servicio, que es indispensable para una correcta elección de la comida, ya que cuesta luchar con los nombres de los platos y su contenido. Hay que aclarar que en el Rishtedar lo vegetariano integra en sus recetas la leche y sus derivados como la mantequilla o el queso. Son tantas las modalidades de vegetarianismo que existen en la actualidad que este punto es importante aclarar. Si usted gusta de este modelo, le aconsejamos una visita. ¡Le encantará! A veces es bueno conocer los puntos de vista de otros consumidores que no comulgan con lo que en estos momentos dicta la razón.

 



Rishtedar

Dirección: Holanda 160,  Providencia

Teléfono: 23230 1278

 



*Juan Antonio Eymin es cronista gastronómico y fundador de Lobby, la primera revista  destinada al sector hotelero y gastronómico de Chile. En la actualidad sus comentarios pueden ser leídos en varias publicaciones. Su independencia le da la libertad necesaria para aconsejar a sus lectores, por eso donde va gusta destacar lo bueno y lo malo.



Comenta esta nota: