Home / Gastronomia

A LA CARTA: MILLEFLEUR

Publicada el 14/05/2018 por Juan Antonio Eymin

Si en algún momento se vio cojear al centro comercial Casa Costanera, con la apertura deeste elegante café-bistró, el Mall revitalizó su oferta.


 

Es un híbrido. De propiedad de un grupo gastronómico argentino y otro –más comercial- chileno, se unieron con el propósito de elevar los estándares de calidad de la oferta gastronómica capitalina, creando un café bistró de esos que siempre se podrán recordar. Abierto hace unos meses, ya es conocido y todos celebran la calidad del producto –tanto estético como gastronómico- del lugar.

 

Híbrido ya que no vive sólo del café y su atractiva pastelería, de los croissants o medialunas. Abierto en horario de Mall, servirá en un futuro próximo como comedor del nuevo hotel NH que se está finalizando de construir a un costado de Casa Costanera, donde sus pasajeros desayunarán en este lugar, ya que los capitalistas de ambos productos son los mismos grupos que armaron este café y que esta semana abrieron en los altos de este centro comercial un restaurante italiano que dará que hablar.

 

Con una atmósfera parisina, el artífice de la obra fue el arquitecto Sergio Echeverría. Su propuesta logró un espacio confortable e íntimo; un bistró con estética de café. “La idea de este café nace de hacer un lugar en el que comer simple y rico. Nos inspiramos en los cafés de París, donde la decoración es simple, pero siempre vibrante, y la gente se sienta prácticamente todos juntos en torno a la buena comida y la conversación”. Y de eso se trata, ya que desde el desayuno, la frescura de los ingredientes y sus platos es total.

 

Aún sin patente de alcoholes, algo que no los afecta a la hora del café pero molesta al almuerzo y cena (sin considerarlo fundamental), un lleno total me recibe un martes a la hora de almuerzo. El Club de Lulú se da maña para hacerse presente en el 80 % de sus mesas. El resto, habitúes del mall, parejas y vecinos. Llama la atención que a esa hora nadie está preocupado –como en otros miles de lugares- de las redes sociales ni internet. Acá se viene a disfrutar del buen servicio y de sus platos, ya sea en una inmensa terraza o en su imponente interior.

 

Argentinos y uruguayos manejan la administración, el servicio y la cocina. Definitivamente ellos nacen con un gen que los hace imprescindibles en la actividad gastronómica y turística de nuestro país y que le dieron el “plus” necesario para que este café-bistró se convirtiera en uno de los favoritos de la socialité capitalina que siempre anda en búsqueda de nuevas sensaciones y entretenciones. Seis entradas, tres quiches, cinco ensaladas y seis fondos ofrece la carta básica de almuerzo y cena. Suficiente y abundantes para no pedir más allá de un plato. Para no quedar en déficit financiero –ya que hay platos que llegan a los $18.900-, solicité un jugo de chirimoya y un Tartin de salmón ahumado ($9.800), que venía en pan integral hecho en casa, bastante palta, huevo pochado y tomatitos cherry, acompañado con un mix de verdes, que me dejó muy buena sensación en el paladar, aunque el ahumado del salmón no era lo que esperaba. Mi vecina de mesa optó por una Quiche Lorraine ($7.200) con un mix de hojas verdes que al parecer le agradó tanto, que logréquitarle un trozo para comprender que realmente estábamos ante una oferta muy buena.

 

Los platos son grandes, casi inmensos, y la calidad –de lo probado- superó mis expectativas. Buen café para finalizar una jornada de reconocimiento que me dejó una buena impresión a pesarque el galletón de chocolate que acompañó el café estaba durísimo. Millefleur es parte de un programa de aperturas que se irá conociendo poco a poco y hay que tener fe en los cambios que se vienen, sobre todo en el mercado ABC1, importante para renovar los aires gastronómicos de nuestra ciudad que cada día se vuelve más cosmopolita.

 

En resumen: tiene detalles, como en todo lugar que intenta encontrar su personalidad. Pero debemos reconocer que el Millefleur es uno de los café-bistró mejor instalado de la ciudad y que revitaliza el Casa Costanera, donde abundan las ofertas (H&M es su tienda ancla) y que de lujo, lujo… poco tiene.

 

Café-Bistró Millefleur

Dirección: Av. Nueva Costanera 3900

Teléfono: 22486 2092

 

 

*Juan Antonio Eymin es cronista gastronómico y fundador de Lobby, la primera revista  destinada al sector hotelero y gastronómico de Chile. En la actualidad sus comentarios pueden ser leídos en varias publicaciones. Su independencia le da la libertad necesaria para aconsejar a sus lectores, por eso donde va gusta destacar lo bueno y lo malo.



Comenta esta nota: